miércoles, 8 de septiembre de 2010

Rubéola

La rubéola es una infección contagiosa en la cual se presenta una erupción en la piel.

Causas

La enfermedad es causada por un virus que se propaga a través del aire o por contacto cercano.

Una persona puede transmitir la enfermedad desde una semana antes de la aparición de la erupción hasta 1 ó 2 semanas después de su desaparición. La enfermedad es menos contagiosa que el sarampión (sarampión rojo). Después de una infección, las personas tienen inmunidad a la enfermedad por el resto de sus vidas.

En los niños y en los adultos, la rubéola generalmente es leve e incluso puede pasar inadvertida.

Los factores de riesgo abarcan:

  • No estar vacunado contra la rubéola
  • Exposición a un virus de la rubéola activo

Síntomas

Los niños por lo general presentan pocos síntomas, mientras que los adultos pueden experimentar fiebre, dolor de cabeza, indisposición general (malestar) y secreción nasal antes de la aparición de la erupción cutánea. Ellos pueden no notar los síntomas.

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Hematomas (raro)
  • Inflamación de los ojos (ojos inyectados de sangre)
  • Dolor muscular o articular

Pruebas y exámenes

  • Exudado faríngeo o nasal para cultivo viral
  • Serología para rubéola

Tratamiento

No existe tratamiento para esta enfermedad.

Los pacientes pueden tomar paracetamol para reducir la fiebre.

Se pueden tratar los defectos que se presentan con la rubéola congénita.

Pronóstico

La rubéola generalmente es una infección leve.

Sin embargo, si una madre se infecta al comienzo del embarazo, la rubéola puede causar anomalías en el feto. El bebé nonato puede desarrollar síndrome de rubéola congénita que normalmente tiene un pronóstico desalentador. Las anomalías son raras si la infección ocurre después de la semana 20 del embarazo.

Posibles complicaciones

Complicaciones que pueden ocurrir en el feto:

Igualmente, se puede presentar aborto espontáneo o mortinato.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si:

  • Es una mujer en edad de procrear y no está segura de haber sido vacunada contra la rubéola.
  • Usted o su hijo desarrollan un dolor de cabeza fuerte, rigidez cervical, dolor de oído o perturbaciones visuales durante o después de un caso de rubéola.
  • Usted o su hijo necesitan recibir la vacuna triple viral.

Prevención

Hay una vacuna segura y efectiva para prevenir la rubéola. La vacuna contra la rubéola se recomienda para todos los niños y rutinariamente se administra entre los 12 y 15 meses de edad, pero a veces se aplica antes durante las epidemias. Una segunda dosis (refuerzo) se le aplica normalmente a los niños entre los 4 y 6 años. La triple viral es una vacuna combinada que protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

A las mujeres en edad de procrear se les puede hacer un examen de sangre para ver si tienen inmunidad contra la rubéola. Si no están inmunes, las mujeres deben evitar quedar en embarazo durante 28 días después de recibir la vacuna.

Las personas que no deben hacerse vacunar abarcan:

  • Mujeres en embarazo
  • Cualquier persona cuyo sistema inmunitario esté afectado por cáncer, corticosteroides o tratamiento de radiación.

Se tiene mucho cuidado de no aplicarle la vacuna a una mujer que ya esté en embarazo. Sin embargo, en los casos raros en donde se ha vacunado a mujeres embarazadas, no se han detectado problemas en los bebés.

Nombres alternativos

Sarampión alemán; sarampión de tres días

Referencias

Weisberg SS. Vaccine preventable diseases: current perspectives in historical context. Dis Mon. 2007;53:467-528.

Centers for Disease Control and Prevention. Recommended Immunization Schedule for Ages 7 - 18 Years. United States. 2009.

Centers for Disease Control and Prevention. Recommended Immunization Schedule for Adults. United States. 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada