martes, 30 de marzo de 2010

A H1N1 en Alemania: polémica por costos, efectividad de vacuna y resistencia de medicamentos


Mientras para Alemania se anuncia una “ola de infecciones”, hay problemas para el desarrollo de la vacuna, polémica en torno a su costo, dudas sobre su efectividad y críticas por probable mezcla de política y negocio.

En vista del avance acelerado de la gripe A H1N1 Alemania planea vacunaciones masivas. Las autoridades sanitarias se han topado empero con un problema: para probar la verdadera efectividad de la vacuna contra dicho tipo de virus de la influenza, se necesitan miles de personas, entre ellos, niños que sirvan como “conejillos de Indias”.

Y a pesar de que la gripe A H1N1 se extiende por todo el mundo y en Alemania el número de casos asciende vertiginosamente, el Instituto Robert Koch parte de unas 600 infecciones diarias en los próximos meses, la dificultad para encontrar personas dispuestas a adquirir “voluntariamente” la gripa “porcina” es grande.

¿Una infección con A H1N1? – ¡Ni por dinero!

Y estos temores no surgen de la nada. Expertos advierten de los riesgos del “cocktail de vacuna”. Sin absolver exitosamente esta fase de experimentos de campo no puede ser aprobado ningún medicamento en Alemania. Para cualquier otra gripe no hubiera sido ningún problema encontrar voluntarios pagos dispuestos a enfermarse a cambio de dinero, para la gripe H1N1 la situación ha sido muy diferente.

“Los estudios de aprobación deben desarrollarse en cientos de personas desde septiembre próximo”, dijo a la revista alemana Focus, la vocera del laboratorio Glaxo (GSK), Daria Munsel. En otros países de la Unión Europea el desarrollo de la vacuna va más adelantado. Novartis, el laboratorio en competencia con GSK, ya comenzó con experimentos clínicos.

Efectos secundarios…

Según el mismo medio “hay muy poco conocimiento sobre las reacciones provocadas por las sustancias aditivas que componen la vacuna”. Uno de los riesgos que representa la carrera de los laboratorios para salir primero al mercado es que en el exterior sólo se ha probado con adultos, para agilizar la aprobación del prototipo, como, en efecto, ya ha ocurrido, según el virólogo Alexander Kekule. “La vacuna para combatir la pandemia podría generar mayores efectos secundarios que en el caso de otras gripes”, agregó Kekulé.

Costos extraordinarios

Tras el pedido de 50 millones de vacunas contra dicha gripe, por parte de las autoridades sanitarias de Alemania por valor de 600 millones de euros, muchos se preguntan no sólo si la vacuna en Alemania va a poder ser desarrollada a tiempo sino si las aseguradoras van a cubrir los gastos. “Las aseguradoras de salud tienen que informar a los pacientes crónicos sobre su derecho a obtener la vacuna sin recargos extras”, según una directiva del Ministerio federal de Salud, dirigido por la socialdemócrata Ulla Schmidt.

Virus de influenza A H1N1 no es tan letal como anteriores

A las dificultades para el desarrollo de la vacuna, se suma la interrogante sobre los costos de la vacuna y quién los asumirá. Justo ahora que se avecina “una ola de infecciones”, como la pronostica el virólogo Kekule. “Pero, por fortuna, la gripe A H1N1 es menos dura de lo temido”, agrega Kekule quien concluye que hasta ahora “no hay indicios de que el A H1N1 se convierta en un virus necesariamente letal”.

A lo anterior se suman las dudas sobre la efectividad de la vacuna que, según Thomas Löscher, del Instituto para enfermedades tropicales de Múnich, es apenas del “50 al 60%”. Los medicamentos pos-infección generan además “frecuentes resistencias”, agrega el científico.

Ciertas malas noticias generan pánico y pánico ganancias

Entretanto, crecen las críticas contra el manejo público del mal, por parte de políticos y laboratorios. La edición dominical del diario austriaco Salzburger Nachrichten, por ejemplo, se queja de que se hagan “negocios con el pánico” y dice que algunos políticos están exagerando para luego presentarse como “salvadores”.

Para el mencionado diario “hay serios temores de que autoridades sanitarias nacionales e internacionales están trabajando en llave con la industria farmacéutica para elevar, al máximo, el precio y las cantidades de vacunas contra la gripe, en vista de que ya está probado que el virus H1N1 no es comparable con virus anteriores.”

En el mundo se han registrado, hasta ahora, unos 130.000 casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en los dos próximos años unos 2 mil millones de personas adquirirán la gripe A H1N1.

Autor: José Ospina Valencia

Editora: Claudia Herrera Pahl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada