jueves, 14 de junio de 2012

Canibalismo podría ser el nuevo efecto de droga sintética extendida en EE.UU

Por Robert MacPherson, AFP
Vi. 08 de junio de 2012, 09:42


WASHINGTON.- La droga "Cloud Nine" y otras sustancias sintéticas conocidas como "sales de baño" pueden provocar una sensación de relajación extrema, ataque de pánico, una apoplejía, o incluso convertir al consumidor en un caníbal de la noche a la mañana.


Según agentes del orden de Miami (sureste de Estados Unidos) esta teoría podría explicar por qué un hombre desnudo se comió hace unas semanas y a plena luz del día los ojos, la nariz, las mejillas y la boca de un indigente.


"Debemos esperar los informes toxicológicos para poder afirmar" esta posibilidad, declaró a la AFP la portavoz de la administración antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés), Barbara Carreno.


"Pero ciertamente, se percibe un comportamiento extraño" en la actitud del hombre, identificado como Rudy Eugene. "Estas sustancias químicas son muy peligrosas. Hay gente que las usa y luego dice 'No las voy a probar más. Dan miedo'", agregó Carreno.


"Cloud Nine" es una de las muchas sustancias sintéticas con nombres sugerentes -como "Ivory Wave", "Vanilla Sky" o "White Lightning"- conocidas como "sales de baño", que contienen derivados de un estimulante cerebral.


Prohibida en varios estados del país y en la lista de drogas controladas por la DEA desde octubre de 2011, "Cloud Nine" podía comprarse legalmente en tiendas o gasolineras, además de por la red.


"Se vendía por entre 18 y 40 dólares la unidad", contó TG, una fuente que pidió el anonimato y vendía esta droga en una tienda en Washington. ¿Quién la compraba? "Mendigos, abogados, cualquiera entre 18 y 75" años, añadió. "Esta era la parte extraña. Pensaban que era algo que podía agitar sus mentes sin violar la ley", agregó.


TG afirmó no haber consumido nunca "Cloud Nine" pero, por otros que sí lo hicieron, aseguró que producía "varios efectos, desde la relajación a apoplejías leves".


En un documento, la DEA avisa que esta sustancia puede producir "agitación, insomnio, irritación, mareo, depresión, paranoia, delirios, pensamientos suicidas, apoplejías y ataques de pánico".


Canibalismo, sin embargo, no aparece en la lista de la agencia estadounidense. Pero la policía de Miami sospecha que Eugene, de 31 años, había consumido "sales de baño" antes de comerse la cara de un mendigo casi inconsciente, antes de morir por un disparo de un agente.


En otro incidente, también ocurrido en Miami, un joven de 21 años irrumpió en un restaurante gritando obscenidades e intentó comerse la mano de un policía. Se cree que también estaba bajo los efectos de "Cloud Nine".


"Por favor, tengan cuidado al tratar con la población sin hogar", advirtió a sus agentes el departamento de policía de North Miami Beach. También pidió a los ciudadanos informar inmediatamente si sospechan que alguien puede haber tomado esa droga.


Mark Ryan, director del Centro de Desintoxicación Estatal de Louisiana (sur) y experto en drogas sintéticas, explicó que las "sales de baño" -hechas con productos importados- aparecieron por primera vez en Estados Unidos en 2010, "y en 2011 se propagaron incontroladamente".


"Pasamos de 300 casos diagnosticados en todo Estados Unidos en centros de desintoxicación en 2010, a unos 6.000 en 2011", precisó en una entrevista con la AFP. "Y todos los casos no son declarados a centros de drogodependencia, por lo que esos deben representar tal vez un 25% de los que realmente hay", apuntó.


Ryan recordó casos en los que la sustancia "Cloud Nine" llevó a "gente desnuda a saltar por una ventana y luego escalar mástiles de banderas" o a un suicida que se disparó al día siguiente de intentar degollarse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada