lunes, 28 de marzo de 2011

El gusto por la música triste estaría relacionado a una hormona


Seguramente a todos les gusta un estilo de música diferente. Rock, pop, clásico, reggaetón, etc. Independientemente del gusto de cada uno seguramente alguna vez han escuchado alguna canción triste. Algunos, los considerados melancólicos, pasan sus días oyendo las melodías más tristes del mundo, mientras que otros prefieren escuchar algo más alegre.

Según un estudio que se está realizando actualmente en los Estados Unidos, el gusto por escuchar música triste estaría relacionado a la producción de una hormona: la prolactina. Esta hormona funciona como un supresor de la pena y las personas que escuchan canciones melancólicas serían adictas a su producción.

Por su parte, aquellas personas que no se sienten atraídas a la música triste carecerían de la producción de prolactina. El estudio recién se encuentra en sus fases iniciales, pero según los especialistas del Centro para la Ciencia Cognitiva de Ohio esperan lograr mayores avances con el paso de los meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada