miércoles, 3 de febrero de 2016

Catedra

La palabra cátedra viene del latín cathedra, aunque es un préstamo del griego. Propiamente significa butaca o sillón de brazos, frente a la silla corriente (sella), o el taburete o banquillo (subsellium). En la Roma antigua, en las clases los profesores se sentaban en una cathedra, mientras los alumnos lo hacían en un subsellium. Es por eso que la cathedra pasó a significar el puesto fijo y la condición docente, y modernamente designa, en las enseñanzas secundarias y universitarias, el puesto de trabajo de un catedrático o catedrática, puesto específico que le permite dirigir un departamento didáctico del que dependen otros profesores en equipo, de menor rango.
Hay que hacer notar que en alguna lengua ha quedado con el significado de silla, como por ejemplo en catalán "cadira" o en portugués "cadeira". En castellano, como vulgarismo nos ha dado cadera, palabra que sólo en época muy antigua significó también silla, pero que hoy sólo se aplica a las partes salientes de los huesos superiores de la pelvis.
Decimos que alguien habla ex cathedra, cuando lo hace con el aire de propiedad y suficiencia de quien domina un tema y da clases de él.
Llamamos catedral a la iglesia principal en que un obispo tiene su sede o su cátedra, en forma de sillón principal, símbolo también del magisterio que se reconocía a los obispos en cuanto a enseñanza de temas religiosos.(capítulo 23, versículo 2) como "la cátedra de Moisés" en la que Jesús dice que se sentaban los maestros de la ley y los fariseos, pues observaban la ley mosaica (ley del Dios de los hebreos) que los sacerdotes consideraban que Jesús no cumplía -como la ley del sábado- y de ahí el conflicto entre ellos.
La palabra latina cathedra viene del griego καθέδρα (kathedra) compuesto de κατά (kata = contra, hacia bajo, como en categoría, católico y cataclismo) y ἕδρα (hedra = asiento, como en decaedro y sinedrio).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada