martes, 6 de abril de 2010

Un virus con material genético de cepas aviar, porcina y humana

EFE,
La gripe A (H1N1), detectada hace un año, está causada por un nuevo virus de la gripe tipo A, concretamente por una variante de la cepa H1N1, que contiene material genético proveniente de cepas aviar, porcina y humana.

Sus síntomas son similares a los de la gripe común o estacional: fiebre alta, tos, dolores de garganta, cabeza y musculares y dificultad para respirar, entre otros.

Se contagia de igual forma que la gripe estacional, de persona a persona, y principalmente a través de la tos y los estornudos.

Aunque el virus es de origen porcino -de hecho, esta nueva gripe en un principio se llamó gripe porcina-, no se tiene constancia de su transmisión del animal al ser humano.
La OMS descarta también que pueda contraerse por comer carne de cerdo o sus derivados, e insiste en que no hay riesgo si dichos alimentos han sido correctamente manipulados y cocinados.

El virus se puede transmitir desde un día antes de empezar con los síntomas hasta siete días después.

Para reducir la sintomatología y la gravedad de la enfermedad se utilizan antivirales, principalmente oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza).
En septiembre de 2009 fueron autorizadas las primeras vacunas, y ya han sido vacunadas 300 millones de personas en todo el mundo.

No obstante, el hecho de que éste sea un virus nuevo preocupa a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que teme que en algún momento interactúe con otros, como el de la gripe estacional o el de la gripe aviar, y se haga más peligroso.

Los expertos temen especialmente que surja un híbrido que combine el poder letal del H5N1 (gripe aviar) con la eficiente capacidad de transmisión del H1N1.
Desde noviembre de 2009 se han detectado en varios países mutaciones del virus H1N1, principalmente asociadas a la resistencia al tratamiento con oseltamivir, aunque todavía se desconoce si esos cambios son significativos.

Un estudio publicado en marzo de 2010 por investigadores estadounidenses ha revelado que los virus de la gripe AH1N1 y de la gran pandemia de gripe de 1918 tienen casi la misma estructura molecular y pueden ser combatidos con anticuerpos similares.

Esto explicaría por que las personas de edad avanzada resultan menos afectadas por los últimos brotes de gripe que las más jóvenes.


__________ Información de ESET Smart Security, versión de la base de firmas de virus 4762 (20100111) __________

ESET Smart Security ha comprobado este mensaje.

http://www.eset.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada