domingo, 28 de julio de 2013

Meconio


La palabra meconio viene del latín meconium, originalmente 'jugo de amapola o adormidera' y también 'primer excremento de un recién nacido', proveniente a la vez del griego mekonion, con el primer significado, diminutivo de mekon, 'amapola o adormidera'; términos con antecedentes en la raíz indoeuropea *mak(en)-, de la que también se deriva el viejo vocablo eslavo maku (hacia el siglo IX d.C.) y Mohn, en germano, 'amapola o semilla de amapola'. En biología y medicina, el meconio es el contenido intestinal de un recién nacido, humano o de cualquier otra especie de mamífero, de aspecto verdoso oscuro y mucilaginoso, formado por una mezcla de secreciones hepáticas, entéricas y restos de líquido amniótico y que constituyen el primer excremento expulsado por el neonato. Esta denominación se debe a la semejanza visual de este material con el jugo de las cabezas de amapola o adormidera (mekonion), Papaver somniferum, del que se obtienen sustancias o drogas con una poderosa acción sobre el sistema nervioso, de utilización ilegal o médica, por ejemplo, morfina, metadona, codeína, butorfanol, meperidina y otras.

El significado de mekonion, como jugo que se obtiene de la amapola, ya lo encontramos en los escritos del pensador griego Aristóteles (384-322 a.C.) y el segundo, como el contenido intestinal de los neonatos mamíferos, se encuentra documentado en escritos del médico griego Hipócrates de Cos (460-370 a.C.). Algunas fuentes mencionan que el vocablo en francés, méconium aparece desde 1549, y en inglés, meconium, en 1706.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada